10 estrategias para que los estudiantes utilicen el pensamiento crítico en las redes sociales

El pensamiento crítico comienza con el pensamiento propio y se extiende. En lugar de luchar contra cosas como “tiempo ante una pantalla”, es posible usar ese tiempo de manera más constructiva y fundamentada en el pensamiento crítico.

Los medios sociales se han introducido recientemente en la vida de muchas personas que antes eran ajenas al fenómeno de Internet. No es extraño oír hablar por la calle de Facebook y no necesariamente entre los más jóvenes.

La extraordinaria capacidad de comunicación y de poner en contacto a las personas que tienen las redes ha provocado que un gran número de personas las esté utilizando con fines muy distintos.

Se utilizan para encontrar y entablar diálogo con amistades perdidas tiempo atrás, para debatir sobre los temas más variados, apoyar causas de todo tipo, organizar encuentros de amigos, ex-compañeros de estudios o para dar a conocer congresos y conferencias, a través de los cuales no sólo se dan detalles sobre el encuentro, sino que las personas pueden confirmar su asistencia o ausencia al evento.

Las redes sociales en internet son formas de interacción social basadas en un intercambio dinámico entre las personas en contexto de complejidad. En una sociedad compleja, estas redes sociales permiten a las personas maximizar sus recursos.

Desde el televisor, twitter y Facebook, siempre y cuando se siga teniendo pensamientos e ideas, se seguirá buscando publicar y socializar con otros.

Tecnología y ‘Emoción Social’

Tendría sentido que a medida que la tecnología se vuelva más integrada, se vuelva más accesible a todas las clases socioeconómicas y más “inteligente”, esas conexiones sólo se profundizarán a medida que las prioridades y las herramientas que se utilizan para expresarlas cambien. Scientific American publicó un artículo discutiendo por qué estar ‘conectado’ importa. En el artículo, Matthew Lieberman discute la idea de “dolor social”.

“Las lenguas de todo el mundo utilizan el lenguaje del dolor para expresar el dolor social. Más que una metáfora el dolor social es un dolor real. Las cosas que hacen sentir dolor son cosas que son evolutivas reconocidas como amenazas a la supervivencia y la existencia de dolor social es una señal de que la evolución ha tratado la conexión social como una necesidad, no como un lujo y que también altera el paisaje motivacional. Pero debido a cómo el dolor social y el placer están conectados al sistema operativo, estos son fines motivacionales en sí mismos. Las personas no están centradas en estar conectadas únicamente con el fin de extraer dinero y otros recursos de las personas, ya que las necesidades conectadas no tienen ningún motivo ulterior “.

¿Cuáles son las implicaciones para los maestros?

El uso de plataformas de medios sociales como twitter, facebook e instagram puede caminar una fina línea, oscilando hacia adelante y hacia atrás entre la conectividad y el narcisismo. Más inmediatamente para los maestros, se ve la necesidad de crear experiencias empáticas de aprendizaje que conectan a los estudiantes con propósitos profundamente humanos. Cuanto mayor es la disfunción, mayor es la necesidad de pertenecer. A continuación 10 estrategias que van a permitir a los estudiantes utilizar el pensamiento crítico en las redes sociales.

10 Estrategias para ayudar a los estudiantes a usar los medios sociales para el pensamiento crítico

  1. Pensar en el propósito, no en la plataforma: Conectar a los estudiantes a través de la función y el propósito, no la tecnología y los gadgets.
  2. Utilizar las redes sociales para establecer el contexto: Utilizar las redes sociales para ayudar a los estudiantes a establecer un contexto para ellos mismos
  3. Modelo de tolerancia intelectual: Modelo para que los estudiantes se relacionen con otros que son diferentes, que piensan, miran y actúan de manera distinta de lo que están acostumbrados, y cómo responder a ideas diferentes a las suyas. Y no hacerlo simplemente desde una perspectiva “ser amable” ética, sino también desde una perspectiva intelectual.
  4. Iluminar la interdependencia: Ayudar a los estudiantes a aclarar quiénes son y con qué están conectados, lo obvio y lo menos obvio. Alentar a los estudiantes a identificar múltiples “ciudadanías” a las que pertenecen, tanto local como digitalmente, y su diversa participación dentro de cada uno.
  5. Ampliar zonas de confort conceptuales: Utilizar la educación basada en el lugar y el aprendizaje basado en proyectos para ayudar a los estudiantes a establecer nuevas conexiones con personas, lugares e ideas fuera del mapa curricular.
  6. Aclarar las categorías de conocimiento: Ayudar a los estudiantes a ver el conocimiento en categorías; académicas vs recreativas; creativo vs industrial, fluido vs fijo, etc, y cómo los medios de comunicación social hacen hincapié en, apoyar. Si por lo menos pueden empezar a ver estas categorías, pueden ser más conscientes de lo que están ‘Adquiriendo’.
  7. Analizar y comparar la ciudadanía y la ciudadanía digital: Ayudar a los estudiantes a ver los efectos de su conducta en los demás y del comportamiento de los demás en ellos. Además, ofrecer estrategias de ciudadanía digital como “PENSAR!” Por lo que tienen un modelo para hacerlo por su cuenta.
  1. Amplificar la cognición: ¿Tiene una nueva idea? Compártala con otras personas interesadas en ese tipo de ideas. Documente el “proceso” de esa idea, de dónde vino, cómo cambió, qué influyó en ella, qué puede hacer con ella, etc. Amplificar que entiende utilizando las capacidades conectadas y creativas de las redes sociales.
  2. Analizar cómo afecta el formulario al mensaje: La perspectiva es una parte importante de los medios de comunicación social, al igual que la identidad y la forma de la idea.
  3. Buscar la autenticidad: Ayudar a los estudiantes a identificar roles auténticos en una comunidad que les interesa.

Vía: Yoprofesor.org

Share Button

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *